viernes, 10 de febrero de 2012

El cerebro, la máquina que construye la realidad.

TEDx Buenos Aires.
Mariano Sigman

Mariano Sigman estudia la máquina que construe la realidad. Investiga como emergen de una mezcla casi infinita de células y cables (axones y neuronas) el pensamiento, la memoria, los sueños, las emociones y la conciencia.
Experimenta con ilusiones visuales y busca en trazas de la actividad neuronal los motivos de la toma de decisiones, del lenguaje y del pensamiento consciente e inconsciente.



Algo para resaltar considero es que como a partir de las sensaciones que tienen las personas y del análisis de las trazas cerebrales de dichas sensaciones, se puede formar un mecanismo de comunicación con las personas que entienden el lenguaje, pero que no tienen la capacidad de producirlo, por ejemplo los que están en estado vegetativo (que se comprueba aca en este video que aún tienen la capacidad de tener conciencia de su entorno, como los pacientes con lesiones en el área de BROCA) o con los bebés recién nacidos, de días o meses.

El ejemplo de imaginar que juego al tenis o que camino por mi casa y la generación de diferente actividad cerebral para cada una de dichas actividades, es válido para poder decirle a una persona que no tiene capacidad de expresarme sus sensaciones o no puede moverse, PERO QUE PUEDE ENTENDERME, que si me quiere contestar que si, que imagine que esta jugando al tenis y que si me quiere contestar que no, que imagine que va caminando por su casa.

En el caso de los bebés, al detallar su actividad cerebral, se conoce que tienen una estructura que les permite de alguna manera tener la capacidad del lenguaje, pues se detalla que responden en su actividad cerebral de la misma forma que responden los adultos al lenguaje, pues activan primero la corteza auditiva y después en el tiempo dirigen esa actividad cerebral hacia el área de Broca que es específica del lenguaje,  pues involucra su procesamiento, para la comprensión y posterir producción del habla. De otro modo, si se pasa el sonido primero al área de Broca y despues a la corteza audutiva, ésta ultima respondía pero el área de Broca dejaba de responder.  

Así las cosas, Mariano en sus estudios con sus colegas deduce muchas cosas, y una de ellas es la de que el lenguaje no se aprende desde cero, desde que nacemos existe un andamiaje (cerebro axones y neuronas y todo lo demás) que nos hace estar preparados para responder dentro de todos los paisajes auditivos que corresponden al lenguaje. 
El cerebro esta de alguna manera preparado par responder a un ensamble de sonidos que conforman lenguajes.    

Mariano es Licenciado en Física, Doctor en Neurociencia y posee un Postdoctorado en Ciencias Cognitivas. En los últimos años ha dado cursos en reconocidas universidades e institutos locales e internacionales (Instituto de Neurociencia de Natal en Brasil, Rockefeller University en New York, Instituto Balseiro en Bariloche, Universidad de Chile en Santiago) y dirige el Laboratorio de Neurociencia Integrativa del departamento de Física de la Universidad de Buenos Aires.

Es autor de numerosos textos de divulgación científica y del libro El breve lapso entre el huevo y la gallina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada