miércoles, 22 de abril de 2015

Postal de una noche para la cual se trabaja.





Gran alegría me dió por este jugador. Muy seguramente venía esforzándose y hoy el trío oportunidad, valentía y esfuerzo tocó a su puerta. 

No voy a cometer ese error de ponerlo en la cima, pues le falta para ver su versión de los primeros años en Manchester United, en donde fue titular con Rooney y en donde jugó una final de Uefa Champions League (aquél 2011 contra Barcelona en Wembley).

Ojalá Ancelotti le siga dando minutos en la cancha. Hoy le dijo que merece jugar, pues no estuvo falto de ritmo.

Bien por un jugador cuyo futuro actualmente es incierto. Que lo disfrute, se lo merece. 

Además de todo, su actuación ha sido para recordarme:
Más importante que triunfar es volver a hacerlo. Y contra todos los pronósticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada