lunes, 13 de octubre de 2014

Madre.

Ya se cumplen 15 años desde que te fuiste "al otro lado de la vida". Me haces mucha falta. Hay días en que me pregunto:

- ¿Qué pensarás de mi?

- ¿Me habré convertido en el hombre que alguna vez formaste con papá?

- ¿Por qué nunca he soñado contigo desde que te fuiste?
Tal vez quieres que esté tranquilo y por eso por mas que me sugestione para verte, no lo logro.

Te quiero decir que a mis 30 años te tengo muy presente, pero que hay cosas o anécdotas que no se por cuanto tiempo estarán en mi cerebro fisiológicamente hablando.  El que estén disponibles ahí para acceder a esos recuerdos. Aún así a veces me pregunto en determinadas situaciones ... ¿tú que harías? ... como si eso fuera suficiente....  Luego recuerdo la idea que me inculcaste de siempre creer en mi mismo.  "Yo creo en tí" me decías con frecuencia.

Tu siempre creíste en mis posibilidades. Últimamente me he desviado de esa idea, pero creo que eso puede superarse con voluntad y con que yo y nadie mas que yo me ayude a mi mismo en ello. Son en estos momentos en donde mas te echo de menos.

También sé que me reprocharías cosas. Mi relación con mi hermano es una de ellas. Cosa en la que me propongo por mi mismo mejorar. Porque debe ser por mi mismo y por nadie mas. Y claro, en tributo a ti.
Sé que en esto tengo mis responsabilidades, tanto en cosas que han pasado como en el hecho de mejorar.

Extraño mucho tu consejo, tu abrazo, siempre cálido y oportuno.
Sé que con papá nos enseñaste a mirar la esencia de las personas y por eso uno nunca debe pensar en cumplir expectativas mas que a si mismo o ser coherente con lo que uno siente y manifiesta y en ser nada mas que feliz con uno mismo. Eso lo tengo presente gracias a ti.

Es solo que pienso a veces si lo que soy ahora ha estado a la altura de tu esfuerzo para con nosotros,  el mismo esfuerzo que papá ha continuado y continúa hasta hoy.

Siempre fuí muy afortunado por tenerte en mi vida, me hubiese gustado poder haberla compartido por  mas tiempo junto a ti. Aún soy afortunado porque me dejaste a mis dos abuelas que a día de hoy aun se desviven por mi. Siempre me preguntaré que habría sido de nosotros sin el esfuerzo que esas dos viejas hicieron en su juventud por sus respectivas familias. Creo que si no fuera por ese esfuerzo no existirían tu y papá tal como fueron conmigo y por inferencias o lógica no existiría yo.

Permíteme seguir retribuyendo el que me hayas parido con el hecho de ayudar en lo que pueda con estas viejecitas. Aunque a mi abuela, tu madre, llevo mas de 2 años sin verla. Otro "mea culpa". Otro reproche .. tal vez ...

Te hablo como si pudieras escucharme o si asumiera que me ves desde cualquier lugar. No se si realmente esto sea posible y es ahi cuando recuerdo las veces que he renegado de Dios y de la vida, como cuando le dije a mi abuela que tu ya no existías porque falleciste. O como cuando escuchaba a papá decirme cuando tomábamos en casa al son de esa canción "Lucía" de Serrat, que la vida es injusta porque muchos infelices y miserables mueren de un tiro en la cabeza,  y tú, tú sufriste tanto... casi dos años a causa de ese "fucking" cáncer.

De si me ves y si te das cuenta de mi, eso no lo sabremos a ciencia cierta.  De cualquier modo Nubia Lucia Loaiza Ramirez gracias por darme la vida y por haber sido mi madre durante 15 años 2 meses y 28 días.  Te extraño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada