jueves, 15 de agosto de 2013

A veces aunque uno lo olvide, todo se resume en la actitud mental.

"Recuerden por ejemplo que Aristóteles tenía más de 55 años cuando comenzó a escribir sus grandes obras; recuerden que Kant tenía 66 cuando escribió “La Crítica de la Razón Pura”. 

Recuerden que Darwin tenía 70 años cuando escribió el origen de las especies que hizo tanto lío y lo sigue haciendo, recuerden que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubistein interpretaba como nadie a Chopin a los 90. Recuerden que Tamayo el amado Tamayo pintó hasta los 91; Picasso hasta los 92 y Shagal hasta los 93."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada